sábado, 22 de enero de 2011

De horóscopos y relaciones estrelladas

Algunas personas son unas ratas. Sobre todo las que conoces a través de una web de contactos, con las que mantienes una sola conversación tras la que te insisten hasta conseguir quedar contigo en persona; te las llevas a la cama, porque sí, porque te atraen y porque te preocupa olvidar la diferencia entre tu mano y la de los demás; pasas con ellas una semana que, a falta de una palabra más precisa, consideras genial; llega el primer día sin recibir una sola llamada, tampoco un sms, ni siquiera un maldito mensaje en Facebook, y te preocupas, aunque nunca lo reconocerías; después el segundo y el tercero, y no te queda más remedio que comportarte como un acosador, porque te mereces una explicación, aunque ya imagines lo que pasa, que tonto no eres, a pesar de saber que no te va a gustar. Te la mereces y no te la dan. Te quedas sin ella, porque esas personas, las ratas, que ya son tus ex ratas, no saben de honestidad, ni de respeto. Sí, algunas personas son unas ratas. Él, una de ellas. No lo digo yo, lo dice el horóscopo chino. Podría haber consultado el horóscopo tradicional, pero según éste, aquel al que me refiero como “Él” sería un libra, la balanza de la justicia, nada menos. En cuestiones espirituales, los orientales siempre han ido un paso por delante.

9 comentarios:

Nitinho dijo...

jajajaja! genialmente descrito!! Bravo... sólo una cuestión, y es que yo creo que todos somos ratas, por lo menos alguna vez en nuestra vida hemos sido de esos tíos que lo único que buscan es un polvo con alguien con quien nunca antes lo habíamos echado... es triste, pero es así.. XD

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Hombre, no sé que decirte, porque según el horoscopo chino yo soy un cerdo.... y otra cosa no, pero limpito soy bastante jeje

Pero bueno Álvaro (con tilde y todo, ¿que más quieres?) no deberías de sorprenderte por su comportamiento. Eso es el pan nuestro de cada día. Alguien que conoces por internet y luego de conocerte y conseguir lo que buscaba de ti, desaparece. (Y ya, si es alguien de la pagina esa de makarras o bakalas o no se qué :P pues ya ni te cuento)

Y claro, por lo que me da a entender la entrada, eres como yo, que nos ilusionamos rápido con la gente y luego pasa lo que nos pasa, vamos, ¿que te voy a contar que no sepas?
Asi que olvidate de la rata esta que no te merece, y que vaya a por un trozo cualquiera de queso de Burgos y ya vendrá otra rata más decente que aprecie como se merece el queso de tetilla.... si aprecia el queso Cabrales, mándamela xDD

Un abrazo !! ^_^

Christian Ingebrethsen dijo...

Que reflexión más fabulosa, me ha encantado. No debería ser así, pero algunos Libra tienen el eje de la balanza descompensado.

Besos.

Nacho López Murria dijo...

cuanta razón!

Vanesa I. dijo...

Ratas! Non existe mellor palabra que defina esa clase de persoas, independentemente do seu horóspoco chino...
Tú vales mucho, precioso!

Bico enorme, Álvaro!

Beatriz Rojo dijo...

Oye! Que yo soy Libra! Bueno, ahora con el cambio en la alineación de los planetas igual ya no... :P


En otro orden de cosas; me gusta mucho el texto, por la forma de narrarlo. es distinto, creo, a lo que te había leido antes...en su estructuración, sobretodo.

Cris dijo...

:)

Me mola el toque de humor que veo que todavía te queda para tratar todo esto.

Ánimo. Todos hemos tenido ratas. No es un consuelo, pero lo es saber que es inevitable encontrárselas. Incluso las ratas han tenido ratas.

Beso...

B dijo...

Y del tradicional ni te fíes. Con todo el lío de Ofiuco, ya no sabemos ni quiénes somos. Aunque tú lo tienes claro :)
Me gusta tu nueva foto.

At_a_glance dijo...

jajaja! Me ha hecho mucha gracia cómo entrelazas la historia con el horóscopo :) me he quedado pensando... jaja
Llámese web de contactos o cualquier otro ámbito... Este tipo de personajes (que prefiero no definir, porque tú ya les has encontrado un nombre perfecto =D ) para bien, o para mal, abundan...