sábado, 16 de mayo de 2009

Follow


Encontrar el camino a casa, un cerebro, un corazón, valor... todos buscamos algo en la vida, todos seguimos nuestro camino de adoquines amarillos, esperando que nos conduzca a la consecución de ese deseo que ansiamos ver cumplido.
Damos el siguiente paso porque pensamos que estaremos más cerca de la Ciudad Esmeralda, porque de lo contrario no nos moveríamos. Nos enfrentamos a los conflictos que se presentan interponiéndose en nuestro camino para, finalmente, saber que el poder estaba en nuestro interior. El poder para cambiar, para mejorar y para lograr. ¿Lograr qué...?

CUALQUIER COSA


Esta actualización está dedicada a todos aquellos que se han desviado del camino o no han comenzado a recorrerlo. Sabed que da igual, porque nosotros podemos perdernos, pero el camino nunca se moverá de su sitio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha encantado tu refexion,eres un artista y no es pasion de madre,no dejes de enriquecernos con todas las reflexiones e historias maravillosas que tienes en tu interior seria una pena.un beso mama

Sabela dijo...

Ángeles me lo ha recomendado, y me encanta, me leeré todo a su debido tiempo. Un beso :D