miércoles, 8 de junio de 2011

Amina

Amina tiene veintiséis años, tan solo un año más que yo. Amina ha desaparecido. Se la han llevado. ¿Por qué? Porque es siria, y es lesbiana. Seguiría en su casa, a salvo, de no ser porque ella no ha querido callarse, ni taparse. Han tenido que callarla y taparla otros. Ella tenía un blog, "A Gay Girl In Damascus" -ahora administrado por su prima-, que usaba como válvula de escape, como medio para compartir el paradigma de injusticia que era su vida y, tal vez, contribuir a un posible cambio. No era la única en su situación, de eso podía estar segura, y le gustaba pensar que sus palabras pudieran dar alcance a oídos amigos, a ojos que hubiesen llorado por razones parecidas. Objetivo cumplido.

Pertenezco a una generación que se limita a disfrutar de las victorias pasadas. Nuestros abuelos lucharon en la Guerra Civil, sufrieron la posguerra y vivieron la dictadura; nuestros padres contribuyeron en la Transición a la Democracia. Se nos ha dado por pensar que no queda nada por hacer, que se ha conseguido todo. Somos como el típico niñato malcriado que nunca ha tenido que trabajar porque, durante toda su vida, ha podido disfrutar de la fortuna amasada por un abuelo o un padre rico, sin conocer el valor del esfuerzo.

Amina se esforzó, y mucho, en participar activamente en la lucha por los derechos del colectivo LGTB. También escribió sobre el régimen que esclaviza la voluntad en su país.

En España se puede escribir un blog protestando por una injusticia, que nadie se te llevará. Tenemos derechos. Tal vez por eso pensemos que es igual en todas partes, que en todas partes las leyes amparan a un chico o chica homosexual.

Amina es árabe, lesbiana y siria, y por eso ha desaparecido. Yo soy español, gay, ¿y qué?

9 comentarios:

Sophie dijo...

Genial! Y tienes toda la razón, se nos ha olvidado que no todo el mundo tiene nuestras facilidades y derechos y que aún queda mucho por lo que luchar.

Eloy dijo...

cuanta razón alvarito... bonita dedicacion

deWitt dijo...

Bravo!

Key dijo...

Qué rabia me dan estas cosas :( No me canso de pensar la suerte que he tenido de nacer en España y en esta época, donde y cuando haga lo que haga nadie me va a lapidar ni a quemar en una hoguera...

Nomeko dijo...

Es bueno denunciar estas cosas para no bajar la guardia.
No creo que estemos tan a salvo en un país donde partidos xenófobos de ultraderecha ganan en ciertas poblaciones (En Cataluña por ejemplo) o cuando el que seguramente sea presidente del gobierno dentro de un año afirma que va a dar un paso atrás en cuanto a derechos sociales se refiere.

Nacho López Murria dijo...

buena reflexión Álvaro!

Manzana de caramelo dijo...

La verdad es que muchas veces no pensamos la suerte que tenemos por vivir donde nos ha tocado...

Besitos de caramelo

Cris dijo...

Y que todavía pasen estas cosas en el mundo...

Alberto dijo...

http://en.wikipedia.org/wiki/Amina_Abdallah_Arraf_al_Omari