jueves, 19 de mayo de 2011

Yonki de farmacia

Hola, me llamo Álvaro y soy drogadicto. Mi adicción es prácticamente imposible de superar, porque en cada calle hay un proveedor que me la facilita. En cada calle. Para colmo, es barata. Muy barata. Nunca me he visto en la necesidad de robar para pagar a mi "camello". Mis amigos también consumen, pero ellos controlan. De momento. La cuestión es que si a mí no me queda, puedo pedirles a ellos de modo que no tenga que sufrir el mono. Es muy jodido cuando eso pasa. Sudores fríos, ansiedad, fiebre. Por suerte, no suelo llegar a ese punto. Como digo, pillar no es nada difícil.

La pasti se lleva el dolor. Cualquier dolor. Me duele la cabeza. Pasti. Me duele la garganta. Pasti. Me duelen los músculos. Pasti. La pasti hace que me sienta mejor, incluso antes de que empiece a sentirme mal, incluso cuando no hay razón para pensar que vaya a dejar de sentirme bien en un momento próximo.

Casi siempre es pasti, lo prefiero. Pero, a veces, son polvos. Echo la cabeza hacia atrás y, a medida que la devuelvo a su posición original, noto que ya nada me duele. Con este gesto me sacudo el malestar, al que doy la espalda seguro de que no volverá. Hasta la próxima. Pero para eso está la pasti. Para eso está el analgésico.

Llevo una semana limpio, y pretendo mantenerme así hasta que una gripe me obligue a recaer. Pero es mentira, no llegaré tan lejos. Me conozco. Aguantaré, como mucho, hasta la próxima resaca.

10 comentarios:

Nacho López Murria dijo...

ajaja qué grande! :)

Little Grasshopper dijo...

Que jodido es cuando se encuentra tan cerca :D Y que malo es dejar los vicios...jeje :)

Eloy dijo...

por fin lo aceptas...

Duna Loves dijo...

pues yo soy más de polvos que de pastis, qué quieres que te diga :)

N dijo...

Hasta la próxima resaca entonces!

Nomeko dijo...

Yo me acabo de echar un ibuprofeno p'al cuerpo. La resaca es peor que una dependencia...

Lady Over The Rainbow dijo...

Hola, me llamo Sole y llevo limpia 2 semanas...y me siento muy orgullosa de ello. Te lo recomiendo, no te dejes vencer...el dolor de cabeza se pasa!
;)

joac dijo...

Hola Álvaro. Por desgracia conozco tu problema, aunque gracias a Dios he superado mi adicción al Ventolín y llevo una semana limpio... He conseguido vivir sin él, adiós taquicardias, adiós irritabilidad, adiós sequedad bucal, adiós, hasta siempre (o hasta el próximo chute...).

Cris dijo...

pobrecico... Yo que no tengo en casa ni una aspirina... :)

Silvia dijo...

Dichosos aquellos que pueden tomar anti-inflamatorios... Y le hice alergia hace 5 años y todavía tengo mono :P

Bss,