viernes, 18 de marzo de 2011

Un día cualquiera

09:00. Suena This Is Your Life de The Killers. El día acaba de empezar y ya se han jodido dos cosas: la primera es la canción, que de tanto despertarme he terminado aborreciéndola; lo segundo es mi estado de ánimo. Detesto madrugar.

09:25. Echo un chorro de leche al café y, de pronto, no lo veo todo tan negro.

10:00. No conozco a nadie en el aula, así que me siento cerca de la puerta para ser el primero en salir. Nótese que todavía no ha empezado la clase y ya estoy pensando en marcharme.

10:10. Imparte la clase un profesor. Ningún maestro.

10:15. En diagonar hacia abajo en las gradas veo a un chico monísimo. La naturaleza le dio una espalda fuerte y una melena rizada y rubia; mi imaginación, ojos azules. Se gira para hablarle a la chica que se sienta a su lado. Se ríen de algo realmente gracioso. El profesor está demasiado absorto en su discurso como para darse cuenta de que nadie más lo está escuchando.

10:20. Me aburro. Empiezo a contar los colores del aula, pero enseguida lo dejo; no conozco tantos tipos de blanco.

14:00. Hora punta en el comedor de Medicina. Vengo aquí porque la comida es tan buena como barata: mucho.

16:00. Vuelvo a coincidir con el chico rubio monísimo de la clase de las diez. Esto promete.

17:00. A la salida de clase el chico rubio monísimo es recibido con un beso y un abrazo por un chico moreno monísimo. Mi gozo en un pozo.

17:15. Un té rojo con El Gran Gatsby.

18:45. No hay mucha gente en la biblioteca. La bibliotecaria y yo.

19:20. La bibliotecaria se queda sola.

19:50. Salgo del videoclub con dos películas. Me ha costado elegirlas. Cada vez me cuesta más tomar decisiones.

20:05. El piso está como lo dejé: oscuro y desordenado.

21:30. En cuanto termina la primera película me preparo algo de cenar. Ceno.

22:00. Meto la segunda película en el portátil. Una comedia. No me apetece pensar.

00:00. A la cama.

11 comentarios:

Silvia dijo...

Nos vamos apañando a la rutina..
Yo madrugo a las 6.15 todos los días.

besitos,

Eloy dijo...

los horarios son un poco pillados por los pelos jajaja es raro que uno se prepare de cenar y cene en media hora O.o tenias que haber dejado más tiempo... pero weno, acabarlo todo a las 00.00 es bonito jajaja
en cuanto a la historia del chico... mmm... weno... al menos esta vez acabo siendo gay, es un cambio jeje

me encantan las rutinas y salir de la rutina, pero cuando lo organizo ;p

P.D.: fare una figura di merda significa hacer el ridiculo
P.D.2: me encanta lo de Adulteen Tales en obras como en plan, "estreno tal día" jajaja

Anónimo dijo...

maldito moreno! no era una ruptura, intentaba sacar algo diferente y alegre...

Manzana de caramelo dijo...

Ainsss maldita rutina :S

Besitos de caramelo

Little Grasshopper dijo...

Interesante "rutina" :-)

Mista Vilteka dijo...

Bueno, acá se dice cada tiesto con su arepa. Ahí nada por hacer: cada moreno mono con su rubio mono. Suena algo, no sé, monotemático.

Saludos.

Felipe.

Joakim Hdez dijo...

Todos tenemos rutino lo importante es que no dejemos que nos tome completamente la vida

Fer dijo...

Ays la rutina, la rutina.

Ah por cierto, cuando puedas pasate por mi blog (http://diasi-diano.blogspot.com/) pues he premiado tu blog, es un premio que se dan a los blogs que te gustan. Ahí encontraras las "bases" y tal.
Un saludo =).

Señorita Rock'N Roll dijo...

La rutina tiene muy mala prensa. En cierto modo nos ayuda a tener los pies en el suelo, y a apreciar los pequeños chispazos imprevistos e inesperados que nos alegran la existencia.

Cris dijo...

Parece que no ha pasado nada interesante... pero no es así... :)

(Besitos)

Nomeko dijo...

En mi caso las 6:23 es mi hora de madrugar, con Lou Reed & Gorillaz sonando, Some kind of nature. Te faltó decir el nombre de las películas.

El gran Gatsby... Gran libro, pero la mitad de bueno que Suave es la Noche.