domingo, 25 de abril de 2010

Anoche lo vi

Que alguien sea tu ex significa que, en algún momento, fue algo más, y eso le da un poder especial, incluso si no fue él quien tomó la decisión de romper.
La noche que vi a mi ex por primera vez tras la separación empezó con normalidad, con la única particularidad de que era el cumpleaños de Paula, y organizamos una churrascada para celebrarlo. Tarta, velas, regalos. Regalo, en realidad, pero es que somos un grupo repartido entre los últimos años de carrera y los primeros de trabajo, ambos casos económicamente críticos. Después de la cena salimos de fiesta. Yo estaba cansado, últimamente siempre lo estoy. Tal vez sea por la interminable lista de cosas que hacer para clase, o puede que simplemente me haya acostumbrado a sentirme así y ya no me esfuerce en cambiarlo. Participé en la animada conversación, me reí y sonreí. Todos lo hacían, la diferencia es que yo lo hacía sin la felicidad lubricada por el alcohol. Al contrario que mis amigas, yo quería irme a casa y dormir. Dormirme yo, no dormir la mona.
Me tomé una Coronita, por aquello de adquirir el complemento que me faltaba para no desentonar como cliente transitorio de un bar de copas, y seguí adelante con la noche, luchando contra mi propia apatía.
Cambiamos de local y, nada más zambullirme en la nueva marea de personas, humo de tabaco y música, una cara familiar me llamó por el rabillo del ojo, conduciendo mi mirada hacia un primer plano inconfundible. Enseguida sentí un mareo similar al del chico que bebía su séptima copa a mi lado.
Él no me vio, no lo creo. No lo sé. Tampoco sé qué me pasó por la cabeza exactamente, porque fueron muchas cosas que se solapaban entre ellas haciendo imposible su codificación. La última vez que hablamos, la primera que me sonrió, la segunda que dormimos juntos, la octava que nos besamos. Por qué decidí que no quería continuar. Por qué no insistió. Quién tenía razón. Qué fue un error. Soy un idiota. Deja de darle vueltas a la cabeza. Compórtate como el adulto que tu DNI dice que eres.
De pronto, el cansancio desapareció para dar paso a una suerte de ansiedad, telonera en un concierto de emociones.
Casi un año sin ver a una persona -ni me permito cotillear su perfil de Facebook-.
"Sta nche t vi y, no se pq, pro m puse nervioso." Me arrepentí en el mismo momento de pulsar la tecla de enviar. Es lo que tiene actuar por impulsos.
La calle de mi casa estaba difuminada por una neblina, y esto no es una empalagosa metáfora de mi situación personal, sino la descripción objetiva de un hecho que, por la arbitraria naturaleza de los fenómenos atmosféricos, sucedió esa noche y no otra.
Hoy me he despertado con un mensaje de texto y muchas más preguntas. Ninguna respuesta. De momento.

15 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Lo ideal es que existiese una isla, una isla remota y que no apareciese en ningun mapa, donde se enviase a todos los ex para que no se diesen estos casos.
Yo la última vez que coincidi con un ex (solo tengo 2, no te creas que soy un Don Juan), tomé la decision de salir cuanto antes del local para que mi corazón no se apoderase de la razón.

Quizás si ese mensaje que viste por la mañana te hace plantear algunas preguntas positivas... eso es bueno, ¿no? :S

Dry Martini dijo...

primera norma de las salidas nocturnas: no enviar sms.

Silvia dijo...

buff... que nervios!
quizá fue bueno que no tomaras, que controlaras las copas de lo contrario habrías acabado enviando mas de un mensaje, no?

---
Hay veces que nos encontramos en una situación con mil dudas rondando la cabeza pero ninguna respuesta, y hay veces que simplemente es mejor no obtenerlas...

Los nervios no son mas que las formas que encuentra el corazón para delatarnos, y para enseñarnos que seguimos vivos.. dispuestos.

BESOS!!!!,

Maria Paula Villanueva dijo...

Por qué quise terminar? Por qué no insistió? Por qué envié el mensaje? Por qué no respondió?
En todos los "porque", generalmente está la respuesta.
Seguí sobrio, tal vez sea mejor para comprender la diferencia!!!!

alex dijo...

Imagino que no debe ser fácil esto, y ver a un ex lo más complicado del mundo porque los sentimientos empezarán a moverse, pero bueno, hay que convivir con esto a intentarlo llevar de la mejor manera...

Un beso cielo

Isabel dijo...

vaya, yo habría hecho lo mismo, con arrepentimiento posterior incluido.
me encanto conocer tu blog, y me lo apunto para venir más veces :D

un abrazo

Eido dijo...

Respuestas ya hay, no? ;)

Los sms improvisados y poco reflexionados son uno de los mejores inventos del mundo. Bueno, quizá de los mejores no, pero sí de los más divertidos.

M@r@ dijo...

Me ha gustado tu historia,porque como bien dices,los ex son esas personas que no sabes si volverás a ver,pero que estarán, que puede que nunca te cruces con ellos o sí,el caso es que si un día los ves y te pones nervioso tal vez no sea tan ex como pensabas....
Encantada=)

Sora Mitsuko dijo...

Siempre dejan algo los ex... algo bueno y un dolorcito maluco también... los nervios de ver a alguien después de tanto tiempo, hmm si.. lo recuerdo..
Me gustó mucho leerte, seguiré por acá! Un abrazo :)

Jose Rodari dijo...

gracias por pasarte álvaro :)

el móvil es un artículo traicionero que hay que dejar en casa cuando se sale de fiesta en condiciones sentimentales precarias... a todos nos ha pasado XDDD

sonia7386 dijo...

Creo que mandar un mensaje que no se debería mandar nos ha pasado a todos en algún momento, lo peor es cuando no hay respuesta, porque al menos yo me rallo lo que más jeje. Me ha gustado tu blog!!

piensaenbrooklyn dijo...

Desbubro tu blog.
Hay una cancion que dice
peor que el olvido
fué perder las ganas de verte otra vez
peor que el olvido
fue volverte a ver.
Es duro ese momento.
Me gusta tu blog
saludos

Ismael U. V. dijo...

Algunas veces la vida parece ponernos a prueba, y no nos queda otra que dejar que sucedan las cosas y confiar que aprenderemos de cualquiera sea el acontecimiento, pero ojo, que aprender no es metáfora...
Es re fuerte lo que se siente en uno de esos momentos, y por eso muy difícil controlar a la cabeza que nos controla, cuando los latidos se escuchan amplificadamente.
Me gusta tu blog, siempre lo digo, y estoy triste por lo de Polidori, y perdon que no pase a comentarte antes, apenas intento regresar a mi blog :/ y con la noticia de Polidori me siento terrible :/
Que tanta explicación viste! :(
Un abrazo hermano, muy lindo leerte.

BLAS dijo...

Algunos intelectuales y artistas llaman a esa isla YUKALI.

Enserio.
Saludos blasianos.
Te echaba de menos.

Mr. Brightside dijo...

A mí, cada vez que me encuentro con mi ex, me preocupa lo nervioso que él se pueda poner y finalmente se pone. Yo soy el que recibe los mensajes, del que supuestamente se esperan respuestas, el que, actúe como actúe, siempre se equivoca, intente o no actuar con madurez.

En cualquier caso, yo seguiría al pie de la letra la primera norma que te da Dry Martini. Los sms son lo peor de lo peor.

Un abrazo :)