jueves, 19 de noviembre de 2009

El gruñón

Cuando pasas tanto tiempo con una persona, es inevitable que acabes adoptando como tuyos algunos rasgos de su personalidad. Eso sí, nunca se pega lo bueno. Yo me caracterizo por olvidar las cosas que tengo que hacer, vivo en otro mundo -uno hecho a mi medida en mi propia cabeza- y no me importa ir al súper con el pelo revuelto y llevando una sudadera dos tallas superior a la mía. En cambio, Eloy es organizado, cerebral, metódico y siempre sale a la calle de punta en blanco.
Pues a mí se me pegó su mal carácter.
Es casi como cuando dos amigas, tras pasar mucho tiempo juntas, acaban sincronizando su ciclo menstrual, sólo que carece de ventajas. Todo lo contrario.
Alberto me dijo un día "Antes no contestabas con esa chulería", y no le faltaba razón. Llevo una temporada notando que, cosas que antes no me importaban, ahora me molestan en exceso; me irrito y paso el día de mal humor. Soy más vehemente en mi forma de responder a un comentario que me desagrada y no dudo en expresar mi indignación sobre temas a los que antes prefería no darle importancia. Desconozco si este cambio de carácter se debe a que llevo un año y medio viviendo con la reina del hielo. Es una posibilidad.
Tal vez guarde relación con el hecho de estar madurando. Ya no me parece todo bien, ya no sonrío porque sí, sin tener una razón que justifique mi felicidad. Recuerdo cuando no necesitaba razones de peso para afirmar con seguridad que me sentía feliz. En aquellos días sólo tenía que sentirlo.
"Este tío tiene que estar mal", determinó Eloy el domingo pasado, mientras veíamos Pekín Express. Se estaba refiriendo a uno de los concursantes, de quien no se había emitido un solo plano con mala cara. Nunca se enfadaba, nunca lloraba, nunca gritaba. Conclusión: está trastornado.
¿Es esto hacerse adulto? ¿Cambiar optimismo por cinismo?
Definitivamente, no quiero llegar al punto de creer que la felicidad es imposible. Prefiero ser uno de esos trastornados, un pirado, risueño de nuevo, todo el día alegre y distraído, aunque eso signifique convertirme en un iluso.
Quiero volver a ser yo mismo, o quien creía que era hasta ahora. Desearía volver a "estar mal" si eso significa sentirme bien de nuevo.

21 comentarios:

Cris dijo...

Yo soy una adulta standar (casa, hijo, trabajo...) y sonrío por todo, no creo que sea incompatible.

:)

¿Ves?

jajaja. En serio, besitos!!

POLIDORI dijo...

En esta vida todo es evolución, y por mi experiencia, casi siempre en el sentido "gruñon".

Yo ahora estoy en una etapa hacia la indiferencia. ¿Soy yo solo o voy cumpliendo etapas que cumple todo el mundo? No se, me da igual.





John W.

Eloy dijo...

y favor que te hace la madurez que te quita las ganas de reir (si es que es eso lo que te las quita)... asi, en el futuro, no tendras problemas de arrugas jajajajaja
por cierto, no te parece irónico vivir con la reina del hielo y no haber visto nunca nevar? ;p

Cecilia dijo...

Supongo que esto de la felicidad o los estados de ánimo va por rachas... no tiene que ver con la madurez...creo yo :D

Besos!

Ismael U. V. dijo...

Mmm bueno Alvaro es dificil encontrar un equilibrio cuando comenzamos a notar esos cambios, hay que asimilar las reacciones y nuevas manias, toma un tiempo hasta que uno se da cuenta cuales son las posturas que uno esta adoptando, pero el intento siempre influye, asi que no te rindas :)
Saludos!

Edgardo Galende dijo...

Quizá necesites un poco de tiempo para poder adaptarte a los cambios y aceptar al nuevo Alvaro :) Quizá antes de que tengas tiempo de adaptarte, vuelvas a ser el de antes!!! En definitiva el crecimiento es un proceso de cambios constantes, no?

A lo mejor hay otras cosas que te mantienen irritado, pero cuando se solucionen volverás a sonreir porque sí y estar todo el tiempo alegre :)


Gracias por tu comentario! Muy bueno tu blog :)

Saludos!

cajon_desastre dijo...

Muchisas gracias por la Bienvenida, esperamso volverte a leer de nuevo.
mua

Anónimo dijo...

Todos los padres y madres se quejan de lo dificil que es la adolescencia,pues bien con esto que has escrito me reafirmo en la idea que hace tiempo pasa por mi cabeza y es que como madre me esta resultando mucho mas dificil esta etapa(llamemosla de juventud)tanto tuya como de tu hermano que la adolescencia,precisamente porque os veia mas felices menos contrariados y porqur me es muy dificil saber si me meto mucho opoco en vuestras vidas, porque os quiero ver como seres adultos e independientes pero en el fondo soy vuestra madre y no soporto veros mal,piensa que todos los cambios cuestan pero intenta siempre que sean para mejorar y si hay algo que no te gusta de como estas sindo intenta alejarlo de ti,todos tenemos momentos de camvios y si no que me lo digan a mi que estoy entrando en uno pero no voy a permitir que me cambie en lo que yo no quiera cambiar,haz tu lo mismo.tqmMM

Anónimo dijo...

ser ADULTO ... es una palabra que a veces nos da miedo, verdad ? El hecho de ir haciendonos mayores y ´´sonreir`` no tienen pq ir por sendas diferentes, lo que pasa, que segun vamos teniendo mas vivencias a nuestras espaldas,con el tiempo, nos volvemos mas incorformistas, y eso muchas veces lleva a la frustracion ... nos frustramos pq no sabemos si estamos llevando el camino que tendriamos que coger desde un principio, pq cada vez tenemos que tomar deicisiones y muchas que no son faciles, pq tenemos dudas sobre el futuro y sobre nosotros mismos, y eso repercute muchas veces en nuestra personalidad y en nuestro caracter,pero ese Álvaro alegre, positivo y risueño que un dia conoci, su esencia, sigue dentro de el, solo que en la vida pasamos por etapas ... unas en las que tendremos mas miedos y otras en las que todo se nos presentara perfecto delante de nuestros ojos. Solo necesitas tiempo, y ya veras como todo sera diferente... no lo olvides...cada persona es unica e irrepetible, asi que todo lo que hay dentro de ti, como dije antes, ... la esencia ... es lo que nos hace especiales, y tarde o temprano volverá a salir a la luz :)

Ber

Yagoloro dijo...

Hola Álvaro,

Yo opino lo mismo que mis anteriores comentaristas, que la vida es cambio, que son etapas, que la esencia siempre queda...
Aunque no sea el mejor ejemplo de serie de televisión por muchas razones, una de las frases que más me ha gustado escuchar de la caja tonta se dijo en la dichosa "Física o química". Por si no ves esa serie o no sabes de qué frase hablo, aquí te la escribo:
"Madurar es traicionarse poco a poco".

Ánimo, y sigue siendo tú, :)

Sabela dijo...

Que paradoja la última frase. Fíjate, te gusta mi blog porque te hace volver a la adolescencia por breves momentos, a mi me gusta el tuyo por todo lo contrario, es la madurez, la distinta forma de actuar ante los hechos y de ver las cosas.

No sé, cada uno querrá lo que no tiene :s

Sabela dijo...

Por cierto, en mi última entrada, la "profesora" es tu madre :)

alex dijo...

No creo que la madurez te haga más cinico o gruñón, para nada. Quizás si sean las compañias, que te hacen actuar de esa forma.

Un beso

temmpus dijo...

No entiendo la relación de la madurez y la apatía.

Por el momento, se ve que tienes ganas de volver a sonreir más a menudo.

Prueba a cantar en la ducha. A mi me funciona ;D

Un abrazo!

Homero dijo...

Quizá todos deberíamos ser un poco como SABATINI defició a su personaje al inicio de la novela Scaramouche

"Nació con el don de la risa, y la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio.”

Me gusta tu blog. Enhorabuena

June dijo...

Creo que lo que te está pasando, además de una conjunción de cosas relacionadas con, valga la redundancia, la gente con la que te relacionas, se llama... Hacerse mayor.

Yo tambien noto este tipo de cosas, no me veo igual que hace 5 años, cuando tenia 21, ni me veo igual de alegre, y me da rabia. Pero eso si, crecer tiene sus cosas buenas.

A pesar del mal humor xD

Tadeus dijo...

El tema sigue las pautas de mi blog. Se puede decir que mi blog se podría englobar en un monotema :)

Es el típico caso en que te gusta una persona, interactuas mucho con ella pero no consigues descifrar que es lo que esa persona quiere en realidad, hay veces que parece que si y veces que parece que no. Decides " pasar " de ella a ver como reacciona. ¿ Nunca te ha pasado?

En cuanto a lo de gruñon, no creo que sea xk estás madurando. Hay etapas buenas, malas y etapas simplemente diferentes.

AEROSTAR dijo...

bueno...está bien crecer, madurar pero está mucho mejor conservano al peter pan que todos llevamos dentro...que sigue siendo crecer/madurar...
buen fin de semana

Angus dijo...

Excelentes letras. Me encanta lo que has escrito.

Mercedes dijo...

ser maduro no significa ser mas duro jejee , no para nada ., si ahora estas de mal humor o sientes que reniegas mucho ..debee ser cosa del momento ..o simplemente un estado de animo que quizas pase , debes tomarte las cosas con calma, y poner de tu parte para no estar renegando tanto ..no es bueno irse a extremos ...simplemente creo yo ..que si tienes ganas de reir lo hagas ..si estas enojado por algo lo expreses...y asi encontraras tu equilibrio!!.

Saludos y te sigo!!!

Silvia dijo...

Eso se piensa a lo 23.. ya verás como cuando llegas a los 28 recuerdas los 23 y los 18 con anhelo... lo bueno es la que vida siempre se encarga de recordarte que el futuro es un cúmulo de presentes y que el pasado, por mucho que lo añoremos, no regresa mas que en sueños para recordarnos que hemos estado vivos durante x años.
Somo hoy el resultado de nuestro pasado... (menos mal que tenemos un futuro por delante para poder cambiar, no? jeje)

Me ha gustado mucho tu blog, te seguire leyendo,
Saludos! =D